Lunes, 19 Febrero 2018

MISION INSTITUCIONAL DE CARITAS

La misión de Cáritas, como instrumento animador de la Pastoral caritativa, es: ser fermento animador de la comunidad eclesial

Cáritas debe dinamizarla para que actúe responsablemente frente a los problemas de la pobreza y la exclusión, viviendo su compromiso de bautizados, discípulos de Cristo.

La Misión de Cáritas es la misión de la Iglesia: EVANGELIZAR, es decir anunciar la Buena Noticia del Amor de Dios.

La Misión evangelizadora de la Iglesia se concreta en tres dimensiones: catequesis, liturgia y caridad.

Cáritas, como vivencia del amor de la comunidad cristiana en sus distintos niveles (parroquial y diocesano), más allá de sus obras, acciones y metodología, tiene como aporte fundamental el testimonio de amor de sus miembros, expresado en su vida personal y comunitaria. Todo ellos: TESTIGOS DE LA CARIDAD.

 

El principio que otorga a Cáritas una IDENTIDAD PROPIA que la distingue de las ONG, es su ECLESIALIDAD, expresada en su ESPIRITUALIDAD, es decir en los valores que animan su vida y su acción, pero también en un ESTILO de actuar EVANGELICO, que pretende reflejar el espíritu de las BIENAVENTURANZAS.

 

Cáritas asume su misión PROFETICA trabajando en la construcción de una sociedad más justa y más fraterna, inciden en toda la comunidad cristiana, para que la caridad circule y se manifieste de manera tangible el Amor que Dios nos tiene.

 

Los principales destinatarios de la misión de Cáritas son los POBRES. Se intenta acompañarlos en el pleno desarrollo de su DIGNIDAD y en el protagonismo de su propio desarrollo. Será esencial que toda las acciones de Cáritas implique una DIMENSIÓN EDUACATIVA y generen una verdadera CULTURA DEL TRABAJO Y DE LA SOLIDARIDAD.

 

Cáritas desea realizar SIGNOS ( obrar como lo hacía Jesús) que sean eficaces y si fuera posible que se construyan MODELOS a seguir.

 

 

 MISIÓN DE CÁRITAS

ANIMAR Y COORDINAR la obra caritativa y organizada de la Iglesia, inserta en la pastoral orgánica, para lograr el desarrollo integral de todo el hombre y de todos los hombres.

 

ANIMAR: estimular, acoger, escuchar, acompañar, formar, capaciar, realizar acciones sostenidas – organizadas y planificadas, comunicación cristiana de bienes, conciencia solidaria.

COORDINAR: Armonizar carismas -personas -orientándolos a un objetivo común: el bien común.

Reconocer y valorar recursos, experiencias, valores.

Articular redes y alianzas.

 

FASES DE LA ANIMACION:

  • ASISTENCIA: (dar por justicia)

  • PROMOCIÓN HUMANA (protagonismo)

  • CARIDAD TRASNFORMADORA (mejorar estructuras)

 

 

 LA ESPIRITUALIDAD DE NUESTRA IGLESIA SE EXPRESA EN CÁRITAS MEDIANTE:

 

 

LA CONTEMPLACIÓN DEL PRÓJIMO….

 

  -Reconocimiento en cada persona a un hermano 

  -Respetando la dignidad humana que se expresa en él 

  -Siendo solidarios con su dolor y sufrimiento

   -Recibiéndolo y aceptándolo tal como es

   -Comprendiendo su vida, su historia, sus costumbres, su cultura

  

  

·  LA OPCIÓN PREFERENCIAL POR LOS POBRES…

   -Asumiendo sus pobrezas y reconocienfo sus riquezas

   -Facilitando espacios de reencuentros y caminos de recuperación

   -Haciéndolos parte de nuestra comunidad

   -Valorando la educación y ka participación como herramientas de que mejoran nuestras vidas y la de la comunidad.

  

   ·  LA CELEBRACION DE LA COMUNIÓN Y LAPARTICIPACIÓN…

   -Orando en la intimidad con espíritus fraterno y comunitario

   -Obrando juntos, uniendo la fe con la vida

   -Gozando en la vida sacramental el orgullo de ser hijos de Dios en el Bautismo y hermanos coherentes en la ofrenda de la Eucaristía, superando la injusticia y la indiferencia

   -Recuperar el sentir religioso de todos los grupos y comunidades, integrando los modos propios de los pobres para adorar a Dios y venerar a María y a los Santos

  

  

 ·    LA VIVENCIA DEL BIEN COMÚN

   -Orando y obrando juntos, uniendo la Fe con la vida

   -Experimentando diariamente la comunidad en fidelidad a la Iglesia

   -Sintiéndonos todos responsables de todos

   -Abriendo nuestros grupos para que otras personas de buena voluntad se sumen desde la tarea solidaria.

  -Estando abiertos al cambio, a lo nuevo, que nos va proponiendo Dios a través de personas, hechos y situaciones.